El aumento de los adicionales de uniformados puso en jaque el inicio del fútbol en la provincial. Los dirigentes de la LDFSM se reunieron ayer con las autoridades de la UR XVIII para intentar reducir los montos de la seguridad en los estadios liguistas.

  Los aumentos en el monto para los agentes policiales de la provincia de Santa Fe por el servicio de horas adicionales que decretó el gobernador Omar Perotti y el ministro de Seguridad, Marcelo Saín, puso en peligro el inicio del Fútbol liguista debido a los altísimos costos que deberán abonar los clubes para disputar un partido.

  El porcentaje del aumento, que comenzó a regir a partir del 1 de febrero y es de entre el 100% y el 178%, se basa en una nueva fórmula de cálculo del valor en las horas adicionales según el contratante sea del sector público o privado pero que también se categoriza según los días y horarios, lo que incrementa considerablemente los costos.

  “Tal como están estipulados los montos, sería imposible poder jugar un partido de fútbol”, aseguró el presidente de la Liga San Martín, Juan Dertiano luego de reunirse con la cúpula de la Jefatura de Policía de la UR XVIII y afirmó que si bien entiende que lo que se estaba abonando por los operativos era muy bajo, ahora los costos son excesivos”.

  Al término del primer cónclave, el máximo dirigente liguista habló con InfoSastre y dijo: “no estamos de acuerdo con esos valores e inclusive planteamos que no pueden encuadrar a los clubes como una entidad privada, sino que es una entidad pública. Los clubes de la Liga cumplen una función social muy importante, como contención de los chicos y son entidades sin fines de lucro”.

  Del encuentro, que se desarrolló este miércoles en el edificio de la Jefatura, participaron el jefe de la UR XVIII, Carlos Ballarini; el sub jefe José Luis Molineris; jefe de Operaciones Pablo Velázquez; y la subinspectora María Gimena Bordabossana. También estuvieron presentes las autoridades de la casa liguista Sergio Baravalle, Oscar Carrera, Diego Malandra y Fabián Romero.

  La propuesta de los dirigentes de la Liga y, a través de la Federación Santafesina que ya viene trabajando, es reducir el costo de los adicionales. “La posibilidad siempre está porque creo que esto así, no le conviene a nadie. Hay que asumir el compromiso de colaborar entre todos, clubes y dirigentes, y tratar de dejar de lado la gente agresiva. Si queremos bajar la cantidad de adicionales que manda la policía, tenemos que tener un comportamiento excelente en las canchas”, consideró.

  “Las autoridades de la Jefatura nos atendieron muy bien y están predispuestos a colaborar con nosotros para buscar una solución. Ellos también entendieron es un poco excesivo para los clubes”, remarcó Dertiano.

  Según la nueva disposición, en caso de que el evento sea público, la suma a pagar será de $ 1.016 por cada efectivo policial -días hábiles de 6 a 22 horas), mientras que si es privado -como por ejemplo los partidos de Liga San Martín- deberá abonarse un domingo por un servicio de cuatro horas, unos $ 1.648,80 por uniformado. Si el partido va un día de semana por la tarde, el monto bajaría a $1.404. En tanto, la cifra se incrementaría según la complejidad del operativo (uniformes, armas reglamentarias, armas largas y movilidad).

  Con estos nuevos valores, el operativo para un partido de Liga San Martín, rondaría los $13.000. Desde la entidad explicaron que para cada cotejo se designa un mínimo de ocho uniformados. La provincia se hace cargo de otros dos agentes.

  Vale recordar que el monto que pagaban los clubes en 2019 era de $504 por agente (126 pesos por hora de servicio).

  A la espera de lo que suceda con las reuniones que lleva adelante el presidente de la Federación Santafesina de Fútbol, Carlos Lanzaro con funcionarios provinciales -ministro de gobierno y secretaria de Deportes-, Dertiano afirmó que expondrán esta problemática en la asamblea con los representantes de los clubes que se realizarán el 14 y 21 de febrero y buscarán consensuar alguna propuesta.

  “Vamos a seguir charlando, son negociaciones y reuniones. Es necesario buscar un punto intermedio en el que todos nos beneficiemos. Entre todos vamos a encontrar una solución para el inicio del torneo previsto para el 15 de marzo”, puntualizó el dirigente liguista y añadió: “el tema seguridad es lo más urgente y después tenemos que sentarnos a hablar con los árbitros”.

  Por otro lado, los dirigentes de Liga San Martín hicieron entrega de una plaqueta a los jefes de las UR XVIII en reconocimiento a la colaboración con la entidad durante la última temporada. Además, agradecieron la atención recibida por la ex jefa de la jefatura departamental, Lic. Marisabel Mendoza y el jefe de Operaciones, Pablo Velázquez.

Fuente y foto: "InfoSastre".